10 Trucos antes de Subirse a un Escenario

Todavía puedo recordar, como si fuera ayer , la sensación que tenía mientras me preparaba para dar mi primera charla ante mi clase de secundaria. El fuerte latido de mi corazón contra mi pecho casi me levantó de la silla. No hacía mas que beber y beber botellas de agua, pero no me sentía saciada por mucha agua que tomara. Me sentía débil y con náuseas y no importa cuánto intentara dejar de temblar, parecía que no podría calmarme de ninguna manera.

No entendía qué me estaba pasando ……

En la escuela siempre fui una persona extrovertida y abierta y, el hecho de que tuviera tal miedo escénico, era algo que no cuadraba con mi forma de ser ni con mi personalidad. En grupos pequeños de personas me desenvolvía con mucha soltura y naturalidad, pero en el momento en que me pidieron que me pusiera delante de la clase para dar una charla, sentí que todos los ojos estaban puestos en mí, me quedé completamente inmóvil, sin poder articular ni una sola palabra.

Me sentí completamente sola ante mi miedo a hablar en público, pensando que tal vez algo no iba bien en mí, algo no estaba funcionando adecuadamente. Sin embargo, con los años, aprendí que, en esos momentos, no podía estar más lejos de la realidad.

No estaba sola

DE HECHO, HE HABLADO DELANTE DE CIENTOS DE PERSONAS, A LO LARGO DE ESTOS AÑOS, SOBRE SUS MIEDOS Y ANSIEDADES ; Y MÁS DE LA MITAD DE ELLOS TIENDEN A MENCIONAR EL HABLAR EN PÚBLICO COMO UNO DE SUS PRINCIPALES MIEDOS


Lo creáis o no, incluso después de tantos años de subir a un escenario para dar una charla, sigo teniendo miedo. Sin embargo, me prometí a mí misma que nunca dejaría que el miedo me detuviera y que siempre tomaría las medidas necesarias para enfrentarme a él y salir victoriosa de mi lucha contra mi bestia negra, hablar en público.

He pasado de tener un ataque de pánico sólo de pensar en el hecho de subir a un escenario y dar una conferencia ante miles de personas, a hablar ante más de 2000 personas en un escenario, no sólo en mi idioma materno, sino en español (el cual estaba aprendiendo todavía). Esto pasó cuando me invitaron a hablar en la conferencia más grande de TEDx en España, tenía que ser en español, el cual considero mi segundo idioma, pero con el que no tengo todavía la soltura que tengo en mi idioma materno, y más teniendo en cuenta que sólo hacía 2 años que había empezado a estudiar español.

Entiendo, por experiencia, las ansiedades y temores que nos sobrevienen cuando tenemos que hablar en público. De hecho, para mí sigue siendo un reto enfrentarme a mis miedos antes de cada charla. Por todo ello, decidí escribir este artículo sobre las 10 cosas que te pueden ayudar para vencer tu miedo a hablar en público (justo antes de subir a dar la charla o conferencia). Para conseguir controlar tus nervios y poder mejorar tu discurso ante tu audiencia.

Estos son consejos que personalmente utilizo y creo que pueden ser herramientas útiles para prepararte para tu próxima charla.

.

1. EJERCICIO

El ejercicio es la adrenalina que me mantiene en forma antes de un gran evento en el que debo dar una charla. En mi caso, justo antes de una conferencia, tengo la mente llena de emociones diferentes: emoción, nervios y ansiedad. Es físicamente imposible para mí estarme quieta el día de la conferencia, y sobre todo unos minutos antes de subir al escenario .

En los días en que tengo que realizar algún evento, siempre empiezo el día con algún tipo de ejercicio cardiovascular para quemar parte de la energía acumulada que llevo dentro, y que a veces, puede descontrolarse.

Incluso si son sólo 20 minutos, esto ayuda a que mi mente entre en un estado más relajado y concentrado en lo que tengo que hacer, a la vez que me ayuda a templar mis nervios y mantener la ansiedad bajo control.

Minutos antes de mi discurso, me gusta hacer algún tipo de ejercicio, ya sea caminar, saltar o realizar estiramientos. Cuando nuestros nervios están en su punto máximo, es importante no dejar que nuestro cuerpo se ponga tenso y rígido. Hay que conseguir que se relaje y se vuelva flexible para conseguir que la voz salga con fluidez.

No a todo el mundo le funcionan bien los mismos ejercicios. Se trata de que encuentres aquellas posturas, ejercicios , que te ayuden a relajarte y soltar tus músculos de la mejor manera posible, y los realices antes de entrar en escena.

Trabaja para mantener tu cuerpo flexible y relajado, incluso cuando estas en el escenario siendo el foco de atención de cientos de personas. Esta postura relajada te ayudará a reforzar la seguridad en tí mismo y en la charla que estes dando.

.

2. MANTENERSE HIDRATADO

No sé si os habrá pasado alguna vez, pero hay veces que por mucha agua que beba antes de salir al escenario, no me siento saciada, ni suficientemente hidratada.

Está claro que es la tensión nerviosa que acumulamos. Por ello es muy importante mantenerse hidratado antes de un evento, ya que con ello evitarás tener la boca seca y picazón en la garganta durante tu charla.

Hay que tener en cuenta que las bebidas, como el café, los refrescos o el alcohol, pueden deshidratarte e interferir en el habla. Si padeces cualquier tipo de miedo escénico, es especialmente importante limitar tu consumo de cafeína. Tus nervios, mezclados con la cafeína, pueden causar más ansiedad, inquietud, taquicardias y temblores excesivos.

Está claro que es muy importante mantenerse hidratado, pero no hay que llegar a extremos de estar sobrehidratado. Si has tomado demasiados líquidos antes de tu intervención, unidos a los nervios que ya llevas encima, pueden provocarte una sensación constante y muy molesta de necesitar ir al baño.

No dudes en subirte una botella de agua al escenario. Si sientes que tu boca se seca y está interfiriendo en tu manera de hablar, respira, toma un sorbo de agua y continúa.

.

3. RESPIRAR HONDO

La respiración parece ser el consejo más obvio, pero aún así muchos de nosotros nos olvidamos de respirar profundamente antes y durante nuestro discurso. Las respiraciones cortas y superficiales tienden a dejarnos sin aliento y agotados, mientras que las respiraciones profundas y largas nos ayudan a encontrar nuestro equilibrio y permiten que el oxígeno llegue a nuestro cerebro, lo que permite un pensamiento claro.

La respiración te permite recuperar el enfoque y reducir la velocidad, lo cual es necesario, especialmente para los oradores rápidos como yo. Un ejercicio que me gusta hacer antes de subir al escenario es inspirar durante 3 segundos, aguantar el aire y luego soltarlo (siempre unido con un pequeño estiramiento del cuerpo ).

Entrenar nuestro cuerpo para respirar, disminuir la velocidad y no entrar en pánico, es algo que no se consigue de la noche a la mañana. Se debe practicar desde dentro hacia afuera. Como cualquier otra cosa, cuanto más lo practicas, más natural se vuelve…

.

4. VISUALIZACIÓN

La visualización es uno de mis secretos más importantes para superar la ansiedad y puede ser una herramienta excelente para cualquier persona si se usa correctamente. Tener la oportunidad de inspirar a otros es una experiencia muy gratificante, así que, antes de subir al escenario me gusta sentir esa satisfacción final incluso antes de que suceda.

Me encanta cerrar los ojos e imaginar el sentimiento de satisfacción que tendré después de haberme enfrentado a mi miedo y haber dado una gran charla. Visualizo a toda la audiencia aplaudiendome, diciéndome el buen trabajo que he realizado y las vidas que van a cambiar gracias a mi historia..

Es muy importante creer en tu propia historia y sentir en tu corazón que el mensaje que estas transmitiendo a la audiencia es tan valioso, que vale la pena que dediquen un poco de su tiempo a escucharte.

SI CREES EN TU MENSAJE CON TODO TU CORAZÓN, TE SERÁ MÁS FÁCIL VISUALIZAR UN FINAL POSITIVO Y GRATIFICANTE.

Sin embargo, he hablado con personas a las que les pasa todo lo contrario. Para ellas la visualización les reporta más presión en vez de relajarlas. Ellos visualizan los posibles casos que podrían ocurrir durante la charla pero en su versión negativa; es decir, se podrían quedar en blanco en medio de la charla, o equivocarse de palabra o saltarse algún punto …

En el caso de estas personas, lo mejor que pueden hacer es centrarse en el momento presente y no visualizar resultados futuros, ya que estos les generan mucha más inseguridad y stress que beneficio.

Lo que funciona para unas personas puede que no funcione para otras, así que lo mejor, es encontrar la manera que mejor funcione para cada uno y aplicarla.

.

5. VISITAR EL ESCENARIO

Hay una gran diferencia en mi grado de ansiedad cuando me siento familiarizada con el entorno en el que voy a hablar, en comparación con un lugar que no he estado antes ni me es familiar. Si tengo la oportunidad de visitar el escenario en el que hablaré antes de mi evento, no me lo pienso dos veces: voy a verlo, me subo al escenario, camino y me familiarizo con él, y me visualizo allí con la sala llena de gente escuchándome.

Si tengo algo de tiempo, me gusta ensayar diferentes partes del discurso, especialmente la apertura y el cierre, mientras implemento mis silencios, descansos y movimientos corporales .

Durante mi primera conferencia de TEDx no pude visitar el sitio del evento el día anterior. Sin embargo, llegué temprano ese día y pasé al menos 30 minutos caminando por el escenario, sintiéndome e imaginando una charla fluida, tranquila y exitosa.

Era la primera vez que hablaba en público en español y creo que, este poco tiempo que tuve antes del evento, para familiarizarme con el entorno, el escenario y el auditorio; fue una pieza clave para que mi charla fuera un éxito.

.

6. SOCIALIZAR

Cada evento es único y tiene sus reglas y tiempos. Algunos eventos te permiten socializar con tu público antes de iniciar la charla, mientras que otros se empieza directamente con el evento y es al final del mismo es cuando puedes mezclarte con la gente y comentar los temas que se han tratado.

Yo os aconsejo que, si es posible, lo hagáis antes de empezar: os mezcléis con las personas a la que os vais a dirigir y habléis con ellos. Os ayudará mucho a la hora de expresaros, ya que os centrareis en gente y caras que ya conocéis, por lo que el impacto de dirigirte a extraños, no será tanto, porque habrá caras conocidas entre vuestro público.

Para mí, siempre me ha servido este momento de caminar entre la gente, presentarme, empatizar con ellos, conectar, antes de dar la charla, ya que me ha hecho sentir mucho más cómoda y conectar con la audiencia mucho mejor.

Cuando te tomas el tiempo necesario para conocer y saludar a las personas que asisten al evento, obtienes una sensación más próxima y una conexión más directa con ellos.

Cuando subo al escenario, miro a la audiencia y veo caras familiares, me siento más relajada, como si estuviera hablando con amigos y no con una audiencia de desconocidos.

.

7. CREAR UN AMBIENTE POSITIVO PARA TI MISMO

Si lo tienes controlado y bien organizado, el día del evento no tiene porque ser estresante ni caótico. Es muy importante crear un espacio positivo para ti la noche anterior y la mañana de tu intervención.

Crear un ambiente positivo y libre de estrés podría incluir:

  • Despertarse temprano para hacer algo de ejercicio y meditar
  • Haber preparado todo lo necesario la noche anterior (ropa, aparatos electrónicos, cámaras, etc.)
  • Llegar al menos una hora antes de tu intervención para evitar prisas de última hora

IMPORTANTE: si es posible, delega la responsabilidad de la parte técnica y el PowerPoint a otra persona.

Como orador, tienes suficiente responsabilidad con la preparación y concentración en el texto y el tema a desarrollar, como para añadir los posibles problemas técnicos o informáticos que puedan surgir. Tú tienes que centrarte en que salga bien tu charla y en presentarlo de la mejor manera posible.

Puede darse el caso de que tengas que hacerte cargo también de la configuración y manejo del powerpoint, sonido, etc. En estos casos es muy importante procurar tenerlo todo preparado de antemano y pensar en todas los problemas que podrían surgir durante tu intervención, para así poder anticiparte y tener la solución prevista.

Los problemas técnicos son muy comunes y los he visto en múltiples ocasiones, incluso en grandes eventos con una gran organización ha habido fallos técnicos imprevistos, problemas en los que, independientemente de lo que hicieran, el powerpoint simplemente no funcionaba.

En prevención de este suceso, es muy importante prepararse y no depender únicamente del powerpoint para poder seguir la conferencia.

Sentirse cómodo con lo que vas a contar, metido en el tema, concentrado, en el caso de que no funcione el powerpoint, puede ayudarte a salir al escenario con confianza y tranquilidad, sabiendo que pase lo que pase, sabrás qué decir y cuándo decirlo.

.

8. TRABALENGUAS

Los trabalenguas son excelentes maneras de calentar tu voz y aliviar la tensión que puedes sentir antes de subir al escenario. Ayuda a centrarte en tu cometido y enfoca tu mente en la tarea en cuestión, que es dar la mejor conferencia que has dado nunca. Realmente se trata de decir una frase dificil para soltar los nervios y la lengua y evitar que se trabe durante la charla.

Es un pequeño truco que uno puede hacer y que a la mayoría de gente, probablemente, ni se le habría ocurrido, ¡pero realmente puede funcionar!

.

9. FUERA CON EL EXCESO DE PERFECCIÓN…!

Ser demasiado perfeccionista es una barrera enorme que se interpone entre muchas personas y sus sueños de toda la vida. El ser demasiado perfeccionista, puede producirte problemas de inseguridad, miedo al escenario, miedo a poder equivocarte, a quedarte en blanco delante de toda esa gente que ha ido a escucharte, en definitiva, puede provocarte entrar en una espiral de negatividad que no va a favorecer en nada tu tarea y te va a crear unas sensaciones de insatisfacción e infelicidad que no vas a poder llevar

Si está pensando constantemente en dar el discurso perfecto, con los chistes perfectos y todo perfectamente estructurado, ten en cuenta que los fallos existen y errar es de humanos. Puede que tanta búsqueda de la perfección te aboquen al fracaso y te consuma por dentro.

TEN EN CUENTA QUE TODOS COMETEMOS ERRORES. DE HECHO, LA MAYORÍA DE LAS PERSONAS DICEN QUE PREFIEREN UN ORADOR MÁS AUTÉNTICO Y CERCANO, A OTRO QUE PARECE INCREÍBLE Y PERFECTO EN TODO. SE SIENTEN MÁS CERCANOS E IDENTIFICADOS CON EL QUE COMETE ALGÚN ERROR, PORQUE ES DE LO MÁS NATURAL Y A TODOS, ALGUNA VEZ EN LA VIDA NOS HA PASADO.

Mi consejo, después de todas las charlas y conferencias que he tenido que dar, es que hables con el corazón y no permitas que el perfeccionismo te impida conectar con la gente y ser sincero y apasionado con tu tema. Haz que les llegue tu mensaje hablandoles directamente desde el corazon y el entusiasmo.

Mantén tu propósito y tu misión en mente antes y durante tu charla. Si mantienes tu enfoque en el centro de tu ser, es más probable que llegues a conectar con tu audiencia y tengas el éxito deseado.

.

10. SONRIER

Se ha comprobado científicamente que la sonrisa tiene múltiples efectos positivos para la salud en nuestro cuerpo, incluso si la sonrisa es forzada.

Forzar una sonrisa puede ayudarte a sentirte mejor al liberar endorfinas y serotonina en tu sangre. Culturas de todo el mundo practican la meditación sonriente para generar sentimientos y emociones felices en su cuerpo.

Por lo tanto, la próxima vez que sientas que tu corazón está a punto de salirse de tu pecho debido al miedo y los nervios, prueba con una simple sonrisa y observa qué sucede.

.

Y lo más importante es……

RELÁJATE Y DISFRUTA…!

.

Una de las peores cosas que podrían sucederte en tu carrera como orador/conferenciante profesional es dejar que el estrés pueda con lo mejor de ti, llegando a provocar el que ni siquiera disfrutes con tu profesión.

Hablar en público y tener la oportunidad de inspirar y compartir tu historia es una oportunidad única en la vida. Debemos aprender a disfrutar el proceso, abrazar el miedo y darnos cuenta de que todo es parte de la experiencia.

.

.

.

No te olvides de leer:

7 GESTOS QUE ES MEJOR EVITAR EN OTROS PAÍSES

EXPLORANDO LA ISLA DE MALLORCA, ESPAÑA

VISITA A UN PARQUE ÉTICO DE ELEFANTES EN CHIANG MAI, TAILANDIA

.

.

.

Paqui10 Trucos antes de Subirse a un Escenario