15 Maneras de Motivarte Cuando tu Ánimo Está por Los Suelos

Como conferenciante, mi trabajo es inspirar y transmitir energía positiva a las personas que me escuchan hablar. Normalmente no es un problema, pero… ¿Has escuchado alguna vez los refranes: “cuando llueve, diluvia” o “Las desgracias nunca vienen solas.”?

Cuando nos encontramos con una mala situación, no pasa nada: se puede sobrellevar. Sin embargo, de vez en cuando, parece que cuando algo malo pasa, de repente, una inundación de problemas vienen con el.

Y cuando viene un aluvión de problemas, ¿Cómo es posible motivar a otras personas?

Cuanto más me introduzco en todos los temas relacionados con las charlas y motivación, más interés tengo en usar el método de la honestidad. No pretendo ser perfecta, tener todas las respuestas, tener una vida sin problemas, que mi confianza es inquebrantable y decir que vivo sin preocupaciones o que soy una súper mujer.

¿No es lo que parecen muchos motivadores después de una charla delante de miles de personas? Quizá, cuando terminas de escucharlo piensas: “¡Dios, lo tiene todo..!”. Si yo dijera que tengo cualquiera de estas cosas, estaría mintiendo.

De hecho, me doy cuenta, que cuánto más persigo mis sueños personales y profesionales, más dudas y obstáculos tengo en mi camino.

Confió en mi, tengo mis momentos, pero normalmente estos momentos no dura mucho tiempo (algunos más que otros). No puedo evitar que surjan los problemas, sin embargo me esfuerzo por ver rápidamente una salida y actitud positiva.

Cualquier persona que me sigue aquí en Nomadic Dreamer conoce mi pasión por viajar y experimentar con diferentes culturas. . Quizá sería una sorpresa, pero viajar en solitario a largo plazo no es siempre tan glamoroso como parece (hablamos de esto luego). Sin embargo hay incontables ventajas y no cambiaría las experiencias que he vivido por el mundo.

Antes hablaba sobre cómo motivar cuando tu depósito esta casi vacío y cómo cuando llueve, diluvia. Pues, el mes pasado, tuve muchos momentos inolvidables, pero también llovió mucho más que lo normal (en lo que a problemas se refiere…).

 

Algunas adversidades:

  • Físicamente me sentía muy débil: tenía escalofríos y otros síntomas de la gripe.
  • Algunos problemas familiares.
  • Un pequeño accidente en el coche de mi familia española: no vi una columna del aparcamiento (un gasto inesperado).
  • Me detuvieron en la aduana del aeropuerto en Londres durante horas: pensaban que no tenía los papeles en regla. Evidentemente, luego se aclaró todo, pero me detuvieron tantas horas retenida que perdí mi avión a Islandia. En ese día solo había un vuelo (muy caro) y para llegar allí tuve que coger un taxi de 180 euros (otro gasto inesperado). Cuando subí en el avión mi maleta pesaba un poco más del límite y me cobraron 85 euros más….uff…!
  • En mi viaje a Irlanda, me equivoqué y cogí el tren desde Barcelona en otra dirección y terminé en un pueblo a 1 hora del aeropuerto y era tan tarde que solo podía llegar si cogía un taxi: otros 135 euros (más gastos con los que no contaba…)
  • Después de llegar en Irlanda alquile un coche y al día siguiente había una marca en el parachoques. Aunque tenía seguro, me cobraron 200 euros.
  • Al día siguiente, en el mismo coche alquilado, en la mitad de nada había un problema mecánico y tuve que esperar más que dos horas a lado de la carretera y me cobraron otros 200 euros.
  • Al día siguiente un perdí el tren, pero no pasó nada.

 

Estos son sólo algunos ejemplos de momentos desagradables que me han pasado en el último mes, pero podría seguir. Con tantas cosas negativas pasando, especialmente en mis viajes, he aprendido muchas cosas que han sido claves para ayudarme a estar motivada cuando mi la actitud positiva está por los suelos.

 

Cosas que puedes hacer para motivarte:

 

1. Descansar: no hay nada mejor para mí que descansar en momentos de estrés.

2. Hablarlo: tengo que dar las gracias a mi abuela por esto.

3. Ejercicio: un paseo por Londres por la noche me ayudaba a aclarar mi mente.

4. Darte cuenta de que no puedes ser y hacer todo: no soy superwoman, aunque quisiera serlo.

5. Agradecer lo que tienes en voz alta o escrito: después de hacerlo te darás cuenta de que tus problemas no son realmente tan importantes como parecen.

6. Humor: una dosis de Brian Regan o cualquier cómico que te guste, en YouTube es una medicina increíble.

7. Música positiva: la música libera buena química en el cerebro, que nos hace sentir mejor.

8. Rodearte de gente positiva: en estos momentos la última cosa que necesitas es negatividad.

9. Ayudar a otras personas: ser voluntario, cocinar para alguien y reenfocar tu mente.

10. Leer o escuchar un mensaje positivo: esforzarte a renovar tu mente para pensar en lo bueno.

11. Buscar tu tiempo para pensar: a veces estar sola es lo mejor para recargar las pilas.

12. Escribirlo: expresar todo en papel: es lo que he hecho hoy y me ha ayudado mucho.

13. Naturaleza: aire fresco y senderismo es mi medicina para buscar Motivación.

14. Ayuno de aparatos electrónicos: apaga el móvil, ordenador y desconecta un poco. Quizá te sorprendas de los resultados.

15. Hacer vídeos: después de hacer un Facebook live siempre me encuentro mejor. Ayudar a los demás y comunicarte con otros siempre te hace sentir mejor.

 

Estos son algunos de las cosas que he hecho en los últimos años y especialmente en el último mes, a mitad de un mini tormenta. Practicar estas cosas y focalizar mi mente en las cosas positivas, independientemente de lo que suceda, es la clave para mí para estar motivada cuando me flojean las fuerzas..

No te sorprendas si en el camino hacia tus sueños te estás enfrentado con deudas y obstáculos. Están aquí para hacernos más fuertes. Mantente fuerte y sigue adelante.

 

No te olvides de leer: 

India: Vipassana 10 dias Retiro de Silencio

Por Qué Practico Ayuno Intermitente

6 Consejos para Adaptarse a la Cultura de la India

 

Sarah - thenomadicdreamer.com15 Maneras de Motivarte Cuando tu Ánimo Está por Los Suelos