África: Una Experiencia Cultural

Lo que más me gusta de CouchSurfing es que puedes vivir experiencias únicas. 

En mi primer mes de mi viaje, empecé a hacer auto-stop por la parte norte de Marruecos y tenía planeado ir hacia el sur y por la Sahara. La mayoría de las ciudades tienen mucha gente y turistas por todo el mundo, pero cuando vas en la dirección lejos de las ciudades, lo mas posibilidades tienes de ver cosas interesantes y diferentes.

Antes de mi experiencia allí, solo había viajado por USA y Europa, así que tenía muchas ganas de ver algo diferente.

Era noche cuando llegue a Casablanca a la casa de mi anfitrión de couchsurfing. En cuanto llegue a su casa, después de un día largo con auto-stop, dejé mis cosas, cogí ropa limpia y fui a buscar la ducha.

No había ducha……..

Miré en todas las habitaciones alrededor

y no había ducha………

Al final, mire a mi anfitrión, le sonreí y le dije, “Es que no encuentro la ducha en ningún sitio. ¿Puedes enseñarme dónde está?”

Fue en ese momento que aprendí un concepto extraño: Hammam

No tenía ni idea que era el Hammam, pero rápidamente aprendía que era un sitio público donde la gente se baña. Si quería ducharme durante mi estancia en Casablanca, tenía que ir allí, porque no había otra opción.

Compartimos miradas con las dos chicas que estaban viajando conmigo y sonreímos. La mañana siguiente fuimos con tres cubos en la mano para buscar el Hammam más cercano.

Como estábamos lejos de la ciudad, la gente hablaba poco Inglés, incluso nuestro anfitrión. Nosotras tres entramos en el Hammam y allí nos encontramos con tres mujeres ancianas mirándonos como si fuéramos alienígenas.

Una mujer nos dio instrucciones en Árabe, y claro, como no sabemos Árabe nos quedamos allí congeladas. Luego, la otra nos dio otras instrucciones en Árabe más lento. Quería explicarle que no era importante lo lento que nos hablara en Árabe, que no íbamos a entenderla.

Al final las tres mujeres nos señalaron que teníamos que quitarnos la ropa. El silencio fue ensordecedor. Las chicas y yo estábamos sonriendonos la una a la otra y empezamos a desnudarnos, mientras las tres abuelas nos miraban directamente sin parar. Después de los primero momentos incómodos, las cosa terminó bien.

Estábamos teniendo una experiencia cultural como habíamos querido.

Estábamos con los cubos en una sala con otras mujeres desnudas alrededor y todas nosotras nos estábamos bañando sin vergüenza, pero claro me estaba riendo un poquito.

Si estas abierta puedes tener muchas experiencias interesantes y nuevas. La próxima vez que estés en un sitio diferente, busca las cosas culturales del país y haz alguna de ellas!

 

No te olvides de leer: 

 

  • ¿Has tenido una experiencia cultural diferente?
  • ¿Cual es la cosa más interesante que has hecho o has escuchado de un país?
  • Comparte abajo!
Sarah - thenomadicdreamer.comÁfrica: Una Experiencia Cultural