Auto-Stop: La Realidad de Hacer Auto-Stop en Marruecos, Siendo Una Chica

Después de tener tantas veces la misma conversación, casi me hacía gracia escucharlo: “Sarah, no deberías ir a Marruecos. Es un país muy peligroso. Allí violan, roban y asesinan a la gente. Si te vas, deberías ir con un hombre o un grupo y sino no vayas.”

No es que no respete lo que dicen los demás de las cosas. Entiendo, más que nunca, que hay riesgo en todo, y también entiendo la importancia de estar seguro, especialmente mientras viajas sola en un país extraño. Pero, también entiendo que vivimos en un mundo que se enfoca en las cosas negativas.

Por eso la mayoría de la gente vive rodeado de miedos y temerosa de explorar el mundo.

Después de tantas conversaciones donde me exponían las cosas malas de Marruecos y los peligros, no me quedó ninguna duda de que debía ir. Cuando comuniqué mi decisión, las próximas conversaciones siempre empezaban: “Sarah, no me gusta que hayas decidido ir, sin embargo, hagas lo que hagas, no hagas auto-stop. Auto-stop allí es muy peligroso. Siempre cogen a las chicas como tú. Si haces auto-stop, es posible que mueras, porque la gente allí es muy muy mala”.

La verdad es que sí, hay gente muy mala en Marruecos, como en todos los sitios del mundo.

Cosas malas pasan cada día en Marruecos, como en cada sitio del mundo. Se viola, roba y asesina a gente en Marruecos como en cualquier otra parte del mundo. Volé de Marrakech a España pensando en todas las personas que me decían tantas cosas malas, y cómo de mala era la gente, pero algo no cuadraba:

¿Como podría ser que hubiera estado allí semanas y que nunca hubiera tenido una mala experiencia?

¿Soy una chica con suerte?

Si sólo era una cosa de suerte, entonces tengo la mejor suerte del mundo.

De hecho, también debí tener “suerte” la noche que hice auto-stop en el ferry desde España a Marruecos, donde el conductor del camión con el que viajé, aparte de permitirme ir con él en el Ferry, me dio su cena del ferry, porque él ya había cenado. Eso sólo era el comienzo…

 

[cml_media_alt id='1386']IMG_2122[/cml_media_alt]

 

Después de hacer auto-stop 53 veces con 53 personas diferentes en Marruecos, a veces sola y a veces con otros viajeros, tengo un 100% de confianza de una cosa:

¡No es cuestión de suerte…!

Puedo escribir sinceramente que mientras estaba haciendo auto-stop en Marruecos, no tuve ni una mala experiencia. Fue todo lo contrario: me trataban con una reina. Los conductores (hombre y mujeres) me ofrecían comida, agua, y hablaban de muchas cosas e incluso me invitaron a cenar en un restaurante o a su casas a dormir (mi amiga y yo aceptamos ir a casa de una familia y nos trataron muy bien).

Sentía sinceridad en cada uno de los conductores que conocía en mi viaje a Marruecos. No paraban de preguntarme e interesarse por mi cultura y compartir la suya conmigo, en poco tiempo que teníamos para hablar. Las conversaciones no estaban limitadas por la religión o la nacionalidad. Me aceptaba con burqa o sin él. No me sentí juzgada, ni incómoda, ni sola una vez con los hombres. Todos eran muy respetuosos.

Entonces, ¿las 53 experiencias tenían algo que ver con la suerte?

O es posible que la mayoría de nosotros opinemos basándonos en el desconocimiento y en las noticias negativas de la televisión?

 

Realmente hay muchas personas buenas, pero no estamos abiertos a conocerlas a causa del miedo.

  • ¿Has hecho auto-stop en un país peligroso? 
  • ¿Tienes consejos para otras personas que quieren hacer auto-stop?
  • Comparte abajo!

 

No olvides de leer: 

 

View post on imgur.com

Sarah - thenomadicdreamer.comAuto-Stop: La Realidad de Hacer Auto-Stop en Marruecos, Siendo Una Chica