La Motivación No Dura: Hay que Hacerlo Cada Día, como Ducharse…

Elegir vivir una vida positiva y feliz es una decisión que tienes que tomar cada día. Habrá días en los que no queremos levantarnos por la mañana. Quizás parece que las cosas nunca van a mejorar y que sigues en el fondo del pozo.

En aquellos momentos, tenemos que tomar una decisión:

¿Vamos a quedarnos en este agujero, o vamos a intentar cambiar nuestra situación actual..?

Mucha gente piensa que la motivación es algo que solo dura un tiempo. Nos sentimos entusiasmados sobre la vida, y antes de darnos cuenta, algo negativo pasa y perdemos de nuevo el entusiasmo que teníamos.

Es verdad, que la motivación no dura, sin embargo, tampoco ducharse: del mismo modo que nos duchamos cada día, tenemos que motivarnos cada día.


No podemos esperar a tomar una ducha el lunes y luego trabajar toda la semana, hacer ejercicio cada día y al final de la semana querer estar tan limpio como en lunes. La motivación hay que trabajarla cada día: sea motivándonos a nosotros mismos o a los demás.

Deberíamos motivarnos a nosotros mismos, cada día al levantarnos y motivar a los que tenemos a nuestro lado, porque los demás también necesitan que los animemos…

Si es, empezando el día con ejercicio, hablando con tu mejor amigo, leyendo un libro, viendo un vídeo de inspiración por internet, haciendo algo que te guste o simplemente eligiendo el estar agradecida por todo lo que tienes, deberíamos buscar nuestra propia manera para motivarnos cada día.

No te olvides de leer: 

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comLa Motivación No Dura: Hay que Hacerlo Cada Día, como Ducharse…