Por Qué Practico Ayuno Intermitente

Ayunar, el acto de abstenerse de comer, es una práctica que puede tener muchos beneficios para tu salud si lo practicas con moderación. Nunca olvidaré la primera vez que ayuné. Al comienzo del día, parecía que solo podía pensar en comida.

Caminé toda la mañana dando vueltas cerca del frigorífico y no importaba cuanto lo intentaba, no podía concentrarme en nada más, solo en la comida.

Sin embargo, como el día transcurrió, empecé a pensar menos en el hecho de que no estaba comiendo y por la tarde sentía una energía increíble, claridad de mente y nada ya en comer…

Cuando me desperté al día siguiente, pensé en lo que había pasado el día anterior, la energía y claridad que había sentido. No cabía duda de que quería implementar esta práctica en mi vida, por lo menos una vez a la semana.

Nuestros cuerpos están expuestos a infinidad de toxinas cada día, por el aire y las cosas que comemos.

Una persona normal come muchísimo más que lo que se necesita para funcionar, por lo que nuestra sistema digestivo está trabajando el doble. Cuando ayunamos, nuestro cuerpo tiene la oportunidad de eliminar toxinas y nos da una sensación de bienestar y energía.

Ayunar no es una práctica poco común. De hecho, han practicado el ayuno muchas culturas desde hace miles de años y se relaciona con la curación, rejuvenecimiento, claridad y toma de decisiones.

Hay muchos estudios del ayuno que demuestran que ayunar intermitente mejora la presión sanguínea, los niveles de colesterol, los triglicéridos y los niveles de azúcar en la sangre.

En mi vida personal, después de haber practicado el ayuno intermitente durante un largo tiempo, puedo decir sin dudas que puede cambiar tu vida.

En mi experiencia personal, ayunando me da: 

1. Mis pensamientos están más enfocados en aspectos importantes de la vida, en vez de estar pensando constantemente en lo que voy a comer en la próxima comida.

2. Sensación de ligereza.

3. Una conexión conmigo misma y mis pensamientos.

4. Claridad mental y nuevas ideas.

5. Aumento de energía.

6. Conciencia de que necesito menos comida de la que pensaba para vivir.

7. Aumento en la autodisciplina y autocontrol.

Implementar esta práctica en tu vida puede ser algo que te benefice en innumerables maneras, pero no será fácil, especialmente al principio. Comienza poco a poco, durante un tiempo para ver como reacciona tu cuerpo.

Comienza a tomar el control de tu vida y tu salud hoy!

 

No olvides de leer: 

 

 

adminPor Qué Practico Ayuno Intermitente