Camino de Santiago: No hay vuelta atrás…!

¿Has pensado en hacer algo, lo has empezado, y después de poco tiempo lo has dejado?

El 15 de Mayo,  empecé mi primer día del Camino de Santiago. El cielo no se veía prometedor y el tiempo no estaba a mi favor. Mientras esperaba mi pasaporte de peregrino, la mujer me miró y me pregunto, “No pensarás empezar hoy, a las 11:30, verdad? ¿No te das cuenta que hay tormenta? Ademas, el primer día es muy difícil, y como estas sola, puede ser muy peligroso.”

 

[cml_media_alt id='1833']IMG_2173[/cml_media_alt]

 

Con una mezcla de muchas emociones, cogí mi pasaporte de peregrino, sonreí y respiré hondo. “Voy a empezar hoy”. y comencé mi camino a las 11:30 am. Nunca había leído antes cosas sobre el Camino de Santiago. Vi la película, “The Way” y sabia algunas cosas de personas que habían caminado partes del camino, pero fui totalmente desprevenida.

Empecé sola, sin un mapa, ni una guía, y poco protección contra la lluvia. Lo que tenía era mucha determinación en mi habilidad a caminar distancias. Después de 3 horas caminando, el tiempo cambió dramáticamente. Las temperaturas bajaron, el cielo se puso oscuro, la lluvia y la tormenta llenaba el cielo. Llovía tanto y el viento era tan fuerte que casi no podía caminar. La visibilidad era muy limitada y estábamos rodeados de nubes. Y allí estuve, caminando sola, sin nada pero unos pantalones de deporte, una camiseta larga, una mochila de ropa para invierno y un cosa de 50 céntimos para protegerme contra la lluvia. Horas en el camino y sin un coche a la vista, tuve una revelación:

 

A pesar de lo que siento, tengo que seguir adelante.

 

Es muy fácil rendirse cuando la vida se pone difícil. Sin embargo, cuando sólo tienes la opción de seguir adelante, estarás forzada a seguir más de lo que piensas que es posible.

 

 

 

Durante horas y horas subimos las cuestas de las montañas, en condiciones extremas, y sin una persona a la vista. Llegó un momento en que la lluvia y el viento eran tan fuertes, que mi confianza empezaba a flaquear, tuve dudas y me dije a mí misma:

 

“¿Realmente voy a poder seguir adelante?”

 

Mi perspectiva cambió totalmente en un momento, cuando conocí a cinco hombres en el camino. Sonrieron y empezaron a cantar. Eso cambió el enfoque de mi situación y a partir de ahí todo cambió.

En ese momento en los Pirineos, en medio de una tormenta muy fuerte, empapada de pies a cabeza y con frío, me di cuenta de que era el primer día del camino y tenía todavía un mes más por delante. Así que encontré dentro de mí, fuerzas que no sabía que tenía.

 

Ante una misma situación, por muy mala que sea, se pueden tener actitudes totalmente diferentes y que cuanto mejor es tu actitud, más fácil es que puedas conseguir tus objetivos.

 

https://www.youtube.com/watch?v=-RInraxMAos

 

Seguir adelante y poner un pie delante del otro, a pesar de mi situación, era la única opción que tenía.

 

 

No te olvides de leer: 

CAMINO DE SANTIAGO: PARAR Y MIRAR ATRÁS…

EL CAMINO DE SANTIAGO: HACER LO IMPOSIBLE

CAMINO DE SANTIAGO: DISFRUTANDO DEL “AHORA”….!

 

  • ¿Cuando la vida se pone difícil, te rindes fácilmente?
  • ¿Las situación que te rodeas es desagradable? En estos momentos, cuando la tormento es más fuerte, tenemos que enfocarnos lejos de nuestro situación actual y buscar dentro de nosotros. Tú y yo somos mas fuerte de lo que pensamos.
  • Mira dentro de tí y busca tu fuerza interior. Esta ahí, te lo prometo.

 

Sarah - thenomadicdreamer.comCamino de Santiago: No hay vuelta atrás…!