Cómo la Paz Financiera ha Cambiado Mi Vida

Decidir pagar lo antes posible mis préstamos fue una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida a nivel personal. Mi viaje hacia la paz financiera requería sacrificio, paciencia, mucho esfuerzo y determinación, pero el premio merecía la pena.

¿Estás pensando en ponerte en serio a pagar todos tus préstamos ?

Vivir los últimos años sin préstamos o tarjetas de crédito me ha dado una perspectiva nueva de la vida y me ha abierto muchas oportunidades en el camino.

Mayores cambios en mi vida gracias a la paz financiera.

1. Libertad e independencia
“El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta.” Cuando tienes préstamos, eres un esclavo del banco. La libertad e independencia de que dispongo, me permite vivir en el país que quiera, vivir la vida que quiera, viajar por el mundo y hacer lo que le apetezca a mi corazón.

2. Paz
 El sentimiento de tranquilidad es indescriptible. Ya no me siento como una esclava.

3. Habilidad de decir que no
 ¿Porque hay tanta gente que se queda y no puede quitar sus deudas? Porque no saben decir que NO. La mayoría de las personas no son capaces de hacer un esfuerzo y limitarse durante un tiempo y sucumben a los caprichos: comer en restaurantes, ir de viaje o comprar cosas por obligación, porque no saben decir que no.

Cuando estaba pagando mis préstamos aprendía a decir que NO y por eso los quité rápidamente. Sigo diciendo que NO a cosas que no necesito o que están por encima de mis posibilidades y me evita muchos problemas.

4. Paciencia
 Otra razón de que muchas personas tengan deudas es porque dicen “Lo quiero y lo quiero AHORA!” Este tipo de comportamiento hace a muchas personas tomar malas decisiones y tener que pasar años pagando las consecuencias.

No solamente serás más paciente en tus gastos, sino que además verás que tiene que ser igual en otros aspectos de tu vida.

5. Empezar a ahorrar para las cosas importantes
 Cuando dejes de tener préstamos, tendrás más dinero (lo que estabas pagando en tus préstamos) para ahorrar para cosas importantes.

6. Valorar experiencia más que cosas
Cuando estaba pagando mis deudas, me di cuenta más que nunca que aunque tuviera cosas buenas a mi alrededor, las experiencias eran las cosas que me importaban. Cuando dejé atrás los préstamos, me convertí en alguien que daba más valor a las experiencias y a las personas, que en las cosas materiales.

7. Más atención a los detalles
Empecé mi vida adulta tomando malas decisiones financieras, y por eso tuve que aprender lecciones difíciles a la manera difícil, cuyo resultado fue tener créditos con un alto interés y algunas estafas en el camino. Ahora soy una persona que presta más atención a los detalles y no tengo miedo de preguntar si tengo dudas.

8. Más tiempo para dedicar a la familia y las cosas que realmente te gustan
En cuanto pagué mis préstamos, tuve muchísimo más tiempo para pasar con mis amigos, conocer a otras personas, hacer cosas que me gustan y hacer más ejercicio. El proceso de dejar los préstamos fue agotador, porque tuve que trabajar el triple de lo normal, pero merece la pena, porque luego tendrás más tiempo para dedicar a lo que quieras.

9. Más inteligente
No solo presto más atención a los detalles, sino que estoy más preparada para la gestión de mi dinero. Cuando estaba pagando los préstamos, vi la cantidad de tiempo que necesitaba para pagar los préstamos y por eso compro hoy en día con más cuidado.

Siempre busco en varios sitios, comparo precios o pido consejo a otras personas antes de comprar algo. Cuando era más joven, no era cuidadosa con mis decisiones y no preguntaba la opinión de otros: vivimos y aprendemos.

10. Visión más Amplia
Ser libre me permite ver más allá de mis pagos mensuales y enfocarme en mis metas. Con la paz financiera, tus opciones son infinitas.

11. Serás una inspiración anormal
Las deudas en nuestra sociedad son normal, ¿No? Parece que casi todas las personas están endeudadas hasta las cejas y se sienten como prisioneros de su propia vida.

Si trabajas muy duro y alcanzas la paz financiera, serás una inspiración y modelo para otras personas que no tiene esperanza en el control del dinero en su propia vida. Tu viaje hacia la paz financiera tal vez será justo lo que necesita la próxima persona que encuentres en tu vida.

 

 

No te olvides de leer: 

40 Acciones Positivas para el Año Nuevo: Mejora tu vida…!

13 Puntos Importantes que Pueden Cambiar tu Vida…

La Clave para Tener Hábitos que Duran: Los Recordatorios

Sarah - thenomadicdreamer.comCómo la Paz Financiera ha Cambiado Mi Vida