Cómo Tratar con los Bajones de Viajar

Nos guste o no, todos estamos obligados a quemarnos de vez en cuando. Viajar por el mundo la mayor parte del año puede parecer la situación de ensueño perfecta, pero al igual que cualquier otra cosa, tiene sus pros y sus contras.

Como una luchadora persistente hacia una vida y mentalidad positiva, siempre trato de enfocarme en los pros de mi experiencia. No importa cuanto  me esfuerce por ser positiva, a veces la negatividad llama a mi puerta.

Lo sé, suena un poco ridículo que una pueda tener un bajón en una paradisíaca playa, rodeada de gente increíble y aventuras sin fin, pero todos tenemos momentos en los que no estamos como nos gustaría.

Hasta ahora, he viajado a casi 100 países por el mundo, totalmente sola. La mayor parte de la experiencia ha sido un viaje increíble e inolvidable, pero en otros momentos me he encontrado sintiendo una sensación de aburrimiento y cansancio.

Esa sensación no tiene por que tener sentido, pero si te encuentras en un momento así, hay varias cosas que puedes hacer para recuperar tu energía e ilusión, permitiéndote continuar y aprovechar al máximo esta increíble y única experiencia que es la vida.

1. Parar y mirar hacia tu interior

Tómate tiempo para llenar tu tanque porque es muy difícil dar cuando sientes que estás vacío por dentro. Encuentra algo que te encante hacer y presta atención a eso.

Toma un buen baño caliente, que te hagan un masaje, desconecta de las redes sociales, saca tu libro favorito, haz algún deporte que te guste y simplemente haz lo que te apetezca.

Quizás todo lo que necesitas es solo un par de días, o incluso una semana. Tómate el tiempo necesario que sientas que necesitas para recargar las pilas para volver a tu estado normal y continuar.

2. Cambia tu patrón de alimentación y ejercicio

Normalmente, me doy cuenta que en el 90% de las veces que me siento baja de moral está relacionado de alguna manera con mi dieta y ejercicio, o la falta de él.

Vivo totalmente convencida de que la dieta y el ejercicio están directamente relacionados con nuestra mente y nuestro rendimiento, y para cambiar nuestra vida, debemos comenzar allí.

Empieza eligiendo comer una dieta más equilibrada y con mucha fruta y verdura, que sea baja en azúcar, y notarás que esto cambiará drásticamente tu estado de ánimo y obtendrás resultados, créeme.

Una alimentación saludable, combinada con algunos ejercicios básicos (caminar, correr o cualquier forma de actividad física) es la medicina mágica que puede solucionar la mayoría de los problemas.

3. Ajusta tu rutina de viaje

¿Siempre vas a los albergues, hablando de las mismas historias, respondiendo las mismas preguntas día tras día? ¿Todas las ciudades y monumentos ahora parecen ser exactamente iguales? ¿Salir y conocer gente nueva comienza a sentirse como una tarea temible y abrumadora? Si es así, definitivamente necesita un ajuste en tu rutina.

Cambia las cosas un poco. En lugar de quedarte en un albergue, elige hospedarte con una persona local (más información en el siguiente punto), haz alguna clase de algo interesante, sé voluntario y dedica parte de tu valioso tiempo a los que más lo necesitan o simplemente busca cualquier experiencia que te de un cambio de escenario. Si has estado viajando con otros, ten el valor de separarte y aventurarte solo.

4. CouchSurfing

Si viajas con frecuencia y te alojas en hoteles o albergues, esta es una gran manera de agregar valor a tu aventura y obtener una nueva experiencia cultural. Esta es la mejor manera de obtener una experiencia más auténtica y de hacer una amistad para toda la vida al mismo tiempo.

Hay millones de personas en todo el mundo que están ansiosas y dispuestas a recibir viajeros e introducirlos en una nueva forma de vida. He tenido más de 200 anfitriones en todo el mundo y han cambiado mi vida y la forma en la que veo viajar.

My Panama Family

5. Conquista el miedo y toma riesgos

A veces sucede que lo que una vez fue un gran temor para ti (viajar al extranjero), de alguna manera se ha convertido en una tarea normal y ordinaria. Si te encuentras en esta situación, es hora de que salgas de tu zona de confort otra vez y te arriesgues.

Si tienes el presupuesto para ello, haz puenting, paracaidismo, ala delta, rafting, saltos de acantilados o algo que te haga subir la adrenalina.

Si viajas con un presupuesto más bajo, prueba otros tipos de aventuras, como escalar montañas, hacer excursiones o autostop. Sin embargo, asumir riesgos no tiene que ser solo en situaciones extremas, como estos. Uno de los mayores y más comunes temores, incluso mayor que el miedo a la muerte, es hablar en público.

Ponte a prueba para subir al escenario e inspirar a otros con tu historia personal de tus viajes.

6. Asume un reto

Los desafíos son excelentes maneras de sacarte de tu zona de confort y crear cambios reales y duraderos. Cuando siento que realmente necesito salir de un ataque de apoplejía, asumo algún tipo de desafío.

Algunos de mis desafíos pasados ​​incluyen: 31 días de caminata, 10 días de retiro de silencio y meditación en un templo de la India, 7 días bebiendo solo batidos de fruta y verdura, 1 día de ayuno semanal, redes sociales y tecnología rápida, etc.

¿Qué desafío podrías hacer tú?

7. Naturaleza

La mejor medicina que la vida puede ofrecernos es la naturaleza. Estar rodeado de ella, sólo caminando 10 minutos por el bosque, puede levantarnos el ánimo y darnos la energía para seguir avanzando. Una vez hice el Camino de Santiago, sola en medio de la naturaleza durante 31 días, comenzando desde el sur de Francia y terminando en la costa oeste de España.

La cantidad de energía y poder que sentí después de esa experiencia es algo que nunca podré expresar con palabras.

8. Conéctate con otros

A veces, lo único que necesitas es estar cerca de otras personas que te entienden a ti y a tus sentimientos. Pero tienes que estar dispuesto a recibir el apoyo de los demás. Tal vez solo necesites alejarte de las zonas más turísticas y hacer amigos locales que puedana ofrecerte una nueva perspectiva de la vida.

Hablar con más personas externas le permitirá salir de esa conversación repetitiva que sucede cuando llegas a un hostal o ves a otros viajeros. Si viajas durante una semana, sabrás exactamente de lo que estoy hablando.

9. Regresar a casa y recuperar la perspectiva

España es mi hogar lejos de mi país natal. Cada vez que empiezo a sentir un bajón, voy allí por un corto periodo de tiempo y recupero mi perspectiva.

A veces todo lo que necesito es alejarme de los viajes por algún tiempo y tener algo de normalidad, ponerme al día con el trabajo y esperar a que la sensación de emoción vuelva para mi próxima aventura.

10. Meditar

El bajón del viaje a veces puede venir por enfocarse demasiado en el mundo externo y no tomarse el tiempo necesario para enfocarse en lo interno. La vida como viajero a largo plazo resulta en una falta de privacidad y tranquilidad y esto, durante mucho tiempo, puede comenzar a afectar el corazón y el alma. Cuando descubro que esto me sucede, me aseguro de llegar a un lugar tranquilo y cómodo, para meditar.

Me gusta usar meditaciones guiadas más que simplemente estar callado, pero cualquiera de las dos funciona. Tomar este momento especial para enfocarse en nada más que solo nuestra respiración puede calmarnos drásticamente y ponernos en un nuevo estado de ánimo.

Esto hecho todos los días durante un período de tiempo puede llevarlo desde el sentimiento del viaje hasta tener una nueva perspectiva de viaje.

11. Reescribe tu lista de deseos

Saca tu pluma y papel y comienza a escribir todos tus sueños en papel. Haga una tabla de visualización del tamaño de un viaje y comience a ver los objetivos más importantes de tu vida en papel todos los días, cuando se despierte y antes de acostarse.

Tu lista de deseos no solo tiene que ser sobre temas relacionados con viajes. Puede incluir todas las áreas, tales como carrera, dinero, educación, relaciones, hogar, etc. Haga que tu mente piense en el panorama general y en los grandes objetivos que tiene para tu vida. Cuanto más enfocas tu tiempo y energía en las cosas que te excitan, es más probable que sigas en esa dirección.

12. Busca tu Propósito:

A veces entramos en una depresión de viaje porque hemos perdido nuestro propósito y perspectiva. Si se encuentra en esta situación, es importante que mire primero (refiérase al n. ° 1) y luego pregúntese qué es lo que realmente desea. Vivir para un propósito que está más allá de uno mismo es esencial y cuando perdemos de vista este propósito, puede hacernos sentir una sensación de desesperanza y falta de motivación.

Busque maneras de agregar un nuevo propósito en tu vida, ya sea voluntariado, aprender un nuevo idioma, aprender una nueva habilidad, etc.

13. Usa un Diario de Viajes

Tener el bajón del viaje puede ponerte en un extraño estado mental difícil de expresar con palabras. Lo bajo que puede sentir normalmente no tiene ningún sentido en el papel, pero no importa cuánto intente resolverlo, a veces simplemente no puede. El diario le da la oportunidad de organizar todos esos pensamientos, frustraciones, temores, preocupaciones o cualquier pensamiento conflictivo que pueda tener.

Me gusta usar la técnica de dumping mental. Esto es básicamente donde le das permiso a tu mente para liberarse literalmente, sin limitaciones y para pasar al papel. Cuando hagas esto, escribe cada detalle y continúa hasta que ya no puedas continuar. Haga esto a primera hora cuando se despierte y justo antes de acostarse. Es increíble lo rápido que puede salir de una depresión con esta técnica.

14. Ver Videos y Artículos Motivacionales

Hay tantos videos motivacionales en Internet que pueden ayudarte en cualquier momento que estés teniendo una depresión. Activa una película inspiradora, un video corto, una charla de TEDx, un podcast o incluso una lista de reproducción positiva para que te entusiasmes nuevamente. Ni siquiera podía comenzar a contar cuántas películas inspiradoras he jugado a lo largo de los años.

Gracias a todos los increíbles creadores de contenido destacado en Internet, me he sentido inspirado de muchas maneras. Toda esta inspiración que he recibido a lo largo de los años, ahora la uso para inspirar a otras personas que siguen mi viaje por el mundo.

Hamanasi Resort Belize

 

No olvides de leer: 

5 Maneras de Viajar de Forma Más Sostenible y Apoyar las Culturas Locales

9 FORMAS DE PENSAR QUE HE CAMBIADO DESPUÉS DE VIAJAR POR EL MUNDO

India: Vipassana 10 dias Retiro de Silencio

 

adminCómo Tratar con los Bajones de Viajar