Descenso Del Volcán: Deportes Extremos en Leon, Nicaragua

Como buena aventurera, siempre estoy buscando nuevos retos, actividades diferentes y formas de poner a prueba los límites. En muchas ocasiones en mi viaje, dejo a muchas personas confundidas y preguntándose a sí mismas:

“¿Por qué en el mundo Sarah podría pensar en hacer eso?”

Gente de todo el mundo ha seguido mis locas aventuras, ya sea asistiendo a descabellados festivales, haciendo puenting desde la presa más alta del mundo en Suiza, buceo en el cielo, escalando sola en 25 países, o comiendo algo que la mayoría de las personas ni siquiera pensarían en intentarlo.

Mi corazón late por la aventura. Tal vez es una adicción, pero me encanta la sensación de probar algo nuevo y poner a prueba mi confianza.

En mi viaje sola por América Central, hice una parada en León, Nicaragua, antes de ir a Costa Rica. Nicaragua es un país precioso que es conocido por sus volcanes, muchos de los cuales aún están activos.

Los turistas podrían pensar: “Me encantaría la oportunidad de caminar por un volcán, tomar algunas bellas imágenes y salir a la naturaleza”, mientras que otros, como yo, están programados para pensar de manera diferente y en términos de actividades de acción. ¿Qué pasa si alguien te dijera que en lugar de ir de excursión y tomar algunas fotos agradables, podrías disfrutar por una vez en la vida el abordaje del volcán.

Estamos hablando de ir a alta velocidad por un volcán activo en un pequeño pedazo de madera.

¿Suena como tu tipo de aventura?

Cerro negro

Cerro Negro es un volcán activo con más de 160 años de antigüedad, ubicado a aproximadamente una hora en auto de las afueras de la ciudad de León. Este volcán tiene unos 728 m de altura, con una caminata promedio de aproximadamente una hora.

Quetzaltrekking sin ánimo de lucro

Para esta aventura, decidí ir con la organización no lucrativa llamada Quetzaltrekking. Hay innumerables compañías en toda la ciudad que intentan ofrecerle un trato, pero no hay ninguna empresa que se ajuste a lo que ofrece esta organización.

Quetzaltreeking es una organización sin ánimo de lucro que inició su proyecto en 1995. El dinero que se paga por las excursiones se destina a ayudar con proyectos locales y jóvenes desfavorecidos.

No solo estaba teniendo una experiencia única en la vida, sino que estaba logrando un impacto sostenible trabajando con una organización que está marcando una diferencia en el mundo.

¿Que esperar de la experiencia?

La mañana en que llegamos al volcán, comenzó la diversión… Bueno, tal vez sea mejor decir que comenzó la parte desafiante.
Colgamos nuestra tabla de madera y el equipo a nuestra espalda y comenzamos a ascender por el volcán. El clima era absolutamente perfecto, con muy poco viento (normalmente es mucho peor).

Es importante usar zapatos de punta estrecha, debido a la cantidad de rocas pequeñas y grandes que suben por el volcán. Hay muchos lugares en el camino para parar y disfrutar de las hermosas vistas panorámicas.

Después de aproximadamente una hora, llegarás a la cima, donde tendrás la oportunidad de ver un cráter de volcán en el que sale humo, porque está activo.

Volcano Boarding 101

Antes de bajar, primero recibí una sesión informativa sobre los aspectos básicos del abordaje al volcán. Luego me dieron un traje de protección (en caso de colisión), guantes, gafas y una pequeña tabla de madera.

Nos dieron las opciones de bajar de dos formas diferentes: sentado, como si estuvieras en un trineo, o de pie, como en el snowboard. Fue muy divertido ver la cantidad de gente que intentaba ponerse de pie, porque al final solo lograban caerse y hacerse daño. En mi caso, quería bajar con mi GoPro, así que decidí colocarlo alrededor de mi brazo y sentarme.

El tablero tiene una cuerda que sostienes, para mayor estabilidad. Mientras te agarras a la cuerda, tienes que tirar hacia atrás para ganar velocidad.

Respiré hondo y comencé mi camino volcán abajo con la tabla. Nada más salir me asusté y m empecé a poner nerviosa, porque iba más rápido de lo que esperaba. Antes de darme cuenta, iba toda velocidad y la arena negra soplaba rápidamente en mi cara.

Rápidamente traté de frenar y terminé estrellándome a mitad del descenso. Volví a respirar hondo y volví a subir a la tabla hasta que llegué al final.

¡Qué experiencia más emocionante!

Cuando me quité el mono que me protegía del roce de las piedras, tenía algún arañazo por mi cuerpo, pero la experiencia valió la pena. Lo mejor de ir con Quetzaltrekking, en comparación con otros, es el hecho de que en lugar de tener solo una oportunidad de descender del volcán, ¡puedes aprender de tus errores y hacer una segunda prueba!

¿Lo probarías?

Entra en mis redes sociales y comenta…

 

No te olvides de leer: 

¿EXACTAMENTE QUE ES EL COUCHSURFING?

9 FORMAS DE PENSAR QUE HE CAMBIADO DESPUÉS DE VIAJAR POR EL MUNDO

7 MIEDOS HAY QUE CONFRONTAR COMO VIAJERA

 

 

adminDescenso Del Volcán: Deportes Extremos en Leon, Nicaragua