Gratificación Aplazada

El estado recurrente de nuestra vida es una acumulación de todas las decisiones que hemos tomado hasta ahora.

Todo está relacionado con las decisiones que tomamos y, en mi caso, aprendiendo sobre la gratificación aplazada.

En mi segundo año de la Universidad, mis amigos cercanos y yo decidimos ir con la Universidad en West Palm Beach, Florida (Palm Beach Atlantic) a estudiar al extranjero un semestre en Londres. Era la situación perfecta: Londres con mis amigos cercanos y una experiencia inolvidable.

Tenía muchas ganas y compre mi billete de 1.000 dólares …. Sin embargo, empezé a pensar en ello:

“¡DIOS MÍO!, va a ser super caro….! 

En aquel momento no sabía nada de como organizar mi dinero: sobre las deudas de estudiante (especialmente unas como la mía con un 13% de interés), pero cuanto más me acercaba al semestre de otoño, más oía en mi cabeza una voz que decía:

“Sarah, ahora no es el momento para ir al extranjero. !Ya tienes unos 30.000 dólares en préstamos y no necesitas más! ¡Déjalo para más adelante!”

Las dudas llenaban mi cabeza cada día. Sinceramente quería ir con mis amigos e incluso compre el billete de avión.

El momento llegó para embarcar en el vuelo a Londres, pero se fue sin mí. Fue algo súper difícil, pero sabía que era lo correcta, aunque parecía injusto.

A veces se presentan las oportunidades y parecen las mejor situaciones posibles. Muchas veces nos emocionamos, hacer planes y después de un tiempo nos darnos cuenta de que, aunque es un buen plan, no es el momento de hacerlo.

En aquel momento, comenzaba a practicar el concepto de la gratificación aplazada. Retrasé lo que quería, teniendo en cuenta que si trabajaba mucho y tenía paciencia, mi momento llegaría.

En menos que 5 años, y después de muchas, muchas horas trabajando y ahorrando, mi momento llegó. No solamente fui al extranjero un semestre como había querido, sino que ya he estado viviendo en Europe 2,5 años, porque tuve paciencia con mis planes.

Todo el tiempo que trabajaba, mientras mis amigos estaban de viaje, parecía injusto. Sin embargo, a partir de Diciembre, gracias a ese esfuerzo, pude pagar más que 42,000 $ en préstamos.

Ahora estoy totalmente libre de dudas y puedo elegir qué hacer con mi vida, sin ninguna atadura.

Tenemos que escuchar la voz en el interior y a veces, practicar la gratificación aplazada, incluso cuando sea difícil.

Siempre queremos todo para ya, pero la mayoría de las cosas importantes en la vida requieren tiempo y esfuerzo.

No olvides de leer: 

EL MUNDO ES NUESTRO CATALOGO

CREERLO Y LOGRARLO

CONSEGUIR TUS SUEÑOS, REQUIERE ESFUERZO…

 

  • ¿Cuando llega el momento de tomar decisiones importantes, te tomas tiempo para mirar los pros y los contras de la situación y el posible resultado de la oportunidad presentada?
  • Comparte abajo! 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comGratificación Aplazada