La Tribu de Karen Long Neck Tribe, Tailandia – ¿Cultura y Tradición o Maltrato?

Cuando se trata de entender la cultura, hay algunas tradiciones que para la mayoría de la gente resultan difíciles de entender y cuanto más viajo, más me aprendo de nuevas e interesantes maneras de vivir y pensar. Tailandia es un país lleno de cultura, historia y tradiciones y mucho para conocer.

En mi exploración por el norte de Tailandia, visité  la tribu Karen Long Neck, un lugar del que mucha gente habla como un destino interesante, pero a la vez bastante controvertido.

La tribu Karen llegó a Tailandia desde Birmania cuando su país estaba en guerra. Su calidad de vida y sus condiciones de vida eran terribles, por lo que en Tailandia les dieron permiso para vivir y trabajar allí.

Estas mujeres se caracterizan por los collares de bronce que llevan alrededor del cuello, con las que se inician desde la temprana edad de tan solo cinco años, y cada año van agregando otro.

Aunque los niños comienzan a usarlo a esa edad, a los 15 años se les da la opción de continuar con la tradición o quitárselos permanentemente.

Mientras que en algunos países se considera signo de belleza estar moreno, en otros,  tener la piel lo más blanca posible, el cabello más largo o los pies más pequeños, los Karen creen que cuanto más largo es el cuello, más bella es la mujer.

Esta tradición se remonta a muchos, muchos años. A través de mi intérprete, una de las mujeres Karen me explicó que los anillos fueron originalmente colocados por dos razones diferentes: para protegerlos de los ataques de tigres (los tigres tienden a atacar primero al cuello) y para mantener alejados a los hombres de otras tribus. Según he leído en Internet lo de lo tigres no es cierto, pero es lo que me dijo directamente la mujer más anciana del pueblo cuando le pregunté.

Se cree que los anillos alargan el cuello, estirando las vértebras, pero hace unos años se descubrió mediante radiografías que en realidad no es así. Lo que hace es comprimir los omoplatos, obligándolos a bajar y dando así la apariencia de un cuello largo.

Mucha gente dice que si alguien usa los anillos durante toda su vida, cuando deciden quitárselos, el cuello se romperá. Sin embargo, las señoras me aseguraron que esto no es cierto y que se los quitan sin problemas en muchos momento de su vida.

En mi visita probé algunos de los anillos y pude comprobar lo incómodo que tiene que resultar hacer algunas tareas para estas mujeres, como duchare y dormir.

Mientras que las mujeres Karen aseguran que esto no les produce ningún tipo de molestia, es muy difícil para mí creer que la presión de esto no cree ningún tipo de incomodidad y dolor, así como ampollas, enrojecimiento o picor.

Vestido: pepaloves.com

Conocí a una mujer que tenía 26 anillos, lo que equivale a alrededor de 4 kg. Empezó a la edad de cinco años y decidió no quitárselos nunca.

Muchas de las mujeres estaban trabajando, tejiendo en un telar, mientras los niños jugaban unos con otros.

La sensación que percibí es que el pueblo estaba un casi vacío. Las mujeres trabajaban sin ningún tipo de emoción, como si sus mentes estuvieran en otro planeta.

Cuanto más escuches sobre esta tribu, como ocurre en otro muchos casos, más opiniones y pensamientos controvertidos podrás encontrar sobre este tema, pero la verdadera pregunta con la que me enfrenté es:

¿Mantienen esta tradición como reclamo turístico para poder vivir y cuidar de sus familias o realmente creen en ello y lo hacen por voluntad propia?

En mis viajes alrededor del mundo, intento viajar de la forma más ética posible, solo apoyando el turismo que se basa en el trato justo de personas, niños y animales, pero después de dejar este pueblo, las preguntas y las banderas rojas comenzaron a surgir en mi mente .

Para ser honesta, escribo esto con sentimientos cruzados, sabiendo que generará muchos pensamientos controvertidos en las personas que lo lean y para responder a la pregunta anterior…  sinceramente, no tengo ni idea. Me gustaría haber podido tener más tiempo para conocerlas mejor y convivir con ellas, como he hecho con otras culturas y poder así tener una mejor perspectiva de su situación real.

¿Volvería?

En un viaje de solo un día, no. Sin embargo, si encuentro la oportunidad de hacer una inmersión cultural, dormir en su pueblo y tener más contacto con ellas durante una semana por ejemplo, ¡por supuesto!

¿Me arrepiento de haberlo ido?

No. Aprendí mucho de la experiencia y ahora puedo formar mi propia opinión personal basada en mi experiencia personal y no solo en las opiniones de personas en Internet que ni siquiera conozco.

Creo que si realmente quieres conocer a estas mujeres por ti mismo, hay algunos pasos que puedes implementar para visitar de una manera respetable:

1. Aprender e infórmate todo lo que puedes antes de ir
2. Preguntar primero antes de sacar fotos
3. No tengas miedo de hacer preguntas
4. Colabora con ellas y compra algo de artesanía
5. No juzgues sin tomar tiempo para conocer la historia completa
6. Tratarlas como personas con sentimientos y no solo como una atracción

 

 

 

No olvides de leer: 

INDIA: VOLUNTARIA EN UN HOSPITAL DE NIÑOS CON CANCER

BUCEAR DE FORMA SOSTENIBLE: AYUDAR A CONTROLAR LA SUPERPOBLACIÓN DEL PEZ LEÓN

CÓMO TRATAR CON LOS BAJONES DE VIAJAR

 

 

 

 

adminLa Tribu de Karen Long Neck Tribe, Tailandia – ¿Cultura y Tradición o Maltrato?