Una Nueva Apreciación

América, la tierra de la libertad. He oído esta frase en muchas canciones, durante toda mi vida. A veces, estamos tan acostumbrados a escuchar algo, que no nos paramos a pensar en ello o a entender el significado de lo que decimos. Después de mi viaje a Marruecos (África), soy mucho más consciente del significado de la palabra “libertad”

Estuve durante casi mes y medio viajando sola en auto stop por este país y durmiendo en casa de familias Marroquíes. Me cogieron algo más de 50 coches y cambiaba de casa cada 3 días, por lo que conocí a muchas familias diferentes.

En muchos tramos del camino, coincidí con otras personas y compartimos viaje en coche y nos acogieron en las mismas casas. Algunos eran extranjeros, pero muchos de ellos eran Marroquíes, lo que me permitió conocer en profundidad su cultura, forma de pensar, conversando con ellos durante horas. Aunque a veces nos costaba comunicarnos, por las diferencias con el idioma, en la mayoría de los casos, podía comunicarme perfectamente con ellos y con las familias.

Uno de los temas que me resultó muy interesantes y que siempre salía en las conversaciones era la LIBERTAD.

Como Americana, puedo viajar por todo el mundo e ir a prácticamente todos los países que quiera, sin ningún problema. Aunque hay excepciones y en algunos casos, necesitaría unos requisitos especiales (carta de invitación, justificante de ingresos en el banco, seguro médico, gastos de visado, etc).

Puedo viajar y explorar muchas culturas y vivir mi sueño de conocer el mundo. Mi libertad es algo a lo que no prestaba mucha atención, porque lo disfrutaba desde niña y lo veía como algo inherente en mi existencia. Pero el tiempo que pasé en esta zona de África, me enseñó que lo que que para mí es algo tan normal, no lo es para muchos ciudadanos de otros países: sólo para salir al extranjero como turista, tienen muchas normas y restricciones, por lo que les resulta casi imposible.

Viajar fuera de Marruecos para alguien joven es muy difícil, a menos que tenga una familia con dinero, doble nacionalidad o haya terminado sus estudios y esté ganando suficiente dinero en su trabajo. Entrar en España, el país europeo más cercano, es el sueño de muchos marroquí, que la mayoría de ellos nunca podrán alcanzar.

Siempre animo a todos aquellos con los que me cruzo en mi camino, a viajar por el mundo y conocer otros lugares y culturas.

“VIAJA, VIVE, ACUMULA EXPERIENCIAS…”

Pero, en este caso, fue muy triste descubrir que no es que no tengan ganas de viajar y explorar el mundo, sino que no pueden hacerlo. Muchos de ellos, buscando esa libertad añorada y la posibilidad de una nueva vida de oportunidades, mueren intentando cruzar el mar.

Ya había viajado antes a otro países de Europa y América, pero hasta este momento, no había valorado la suerte que tengo de poder hacer realidad mi sueño de viajar por el mundo. Mi experiencia en Marruecos me ha enseñado que mi LIBERTAD es algo que siempre debo agradecer y valorar, así como todo lo que tenemos que no nos paramos a pensar en ello y que, en muchos casos no valoramos como deberíamos porque siempre está ahí (familia, hogar, trabajo, etc)

Piensa en todo lo que tienes y si realmente lo estás valorando. Muchas veces nos centramos más en lo que no tenemos y no disfrutamos, ni damos gracias, por lo que sí que tenemos.

No te olvides de leer: 

El Comienzo: De Esclava a la Victoria 

Enfócate en tus comportamientos, NO en tus metas!

Cómo la Paz Financiera ha Cambiado Mi Vida

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comUna Nueva Apreciación