Restaurante Arzak – San Sebastián, España

.

Quién no ha oído nada sobre el País Vasco es que no ha viajado a España.

Situado en el norte de españa, es una región cubierta de vegetación: bosques, naturaleza, nieve y skí en invierno, pero a la vez preciosa zona de costa, con largas y anchas playas bañadas por el océano atlántico.

 

Si lo has visitado, el primero recuerdo que te viene a la cabeza, aparte de su belleza, es la gastronomía. Hay más restaurantes con Estrellas Michelin que en cualquier otra zona del mundo. Gracias a su localización de costa y montaña, cuenta con ingredientes frescos y de calidad, que son la base de su cocina.

 

En esta región, está SAN SEBASTIÁN, posiblemente una de las ciudades más bonitas de España y una de mis preferidas del mundo. Allí puedes disfrutar del sol en su famosa playa de la Concha, pasear por la tarde-noche por el paseo o deleitar el paladar con su exquisita cocina.

Empezamos el día paseando en un barco de vela y disfrutando de las preciosas vistas.

 

Si estás de visita en esta región, no puedes dejar de disfrutar de su gastronomía y una de las mejores formas de hacerlo es salir de pinchos.

¿Qué son los pinchos?

Son similares a las tapas, muy populares en otras regiones de España, pero son raciones más pequeñas presentadas, normalmente, sobre un trozo de pan. Esta es una de las mejores formas de conocer la cocina de una región, ya que puede probar un poco de cada.

 

El casco viejo (zona antigua de la ciudad) de San Sebastián es uno de los mejores sitios para disfrutar de estos deliciosos bocados: barras y mostradores llenos de pinchos de todos los colores y sabores. Hay tantas opciones, que uno no sabe que elegir…

Lo típico es recorrer todos los bares de la zona e ir tomando uno o dos pinchos en cada sitio, acompañados de una copa de vino, cerveza o txakoli (vino blanco afrutado de esta región). Algunos de estos establecimientos tienen su especialidad, que todo el mundo pide.

Pasamos la tarde visitando la ciudad y al atardecer disfrutamos de una increíble puesta de sol.

[cml_media_alt id='5562']puesta-sol[/cml_media_alt]

…y llegó el momento de ir a cenar. Hacía tiempo que había oído hablar del Restaurante Arzak y de su propietario, Juan Mari Arzak, uno de los cocineros más reputados del mundo.

 

Arzak actualmente es el 8º mejor restaurante del mundo, con 3 estrellas Michelin.

La mayoría de los restaurantes en el mundo no tienen ni siquiera una sola estrella, mucho menos tres, con las que es galardonado desde 1989. 

Este restaurante es un negocio familiar con 117 años de historia, que inicialmente era una bodega de vinos y bar inaugurado por los abuelos del actual propietario. 

Fuimos a cenar con unos amigos, asiduos del resturantes y allegados de Arzak. El ambiente del restaurante era muy acogedor y, como era de esperar, los empleados muy amables .

Una vez dentro, a los cinco minutos de estar allí, el propietario nos dio personalmente la bienvenida, me lo presentaron y nos sentaron a la mesa, que estaba al lado de la cocina, una localización excepcional que nos permitió ver en acción a esos artistas.

 

Pedimos el menú de degustación para poder disfrutar de varios platos y postres del menú:

 

MENÚ DEGUSTACIÓN

ENTRANTES

Puding de krabarroka

Anchoa y fresa marinada

Biter de frambuesa

Chorizo con tónica

Gilda de zanahoria y ssamjang

PLATOS

Manzana sanguina de remolacha

Bogavante mar y huerta

Ovolacteo light

Rape con espino amarillo o Filete con Patatas

Pichón pepita o Cordero con yeso y tupinambo

POSTRES

Trufón de chocolate 

Limón negro.

Helados variados

 

Cada plato se presenta como una forma de arte, servido con finos y únicos detalles y, por supuesto, sabores increíbles…

Comenzamos con los entrantes, seguimos con la “Manzana sanguina de remolacha”, una manzana inyectada de remolacha acompañada de foie cremoso y “nácar” de patata; el “Bogavante mar y huerta”, un bogavante asado acompañado de un crepe crujiente con forma de estrella y hojas frescas; y el “Ovolácteo light”, un huevo con corteza semicrujiente y baobab acompañado de “hojas lácteas” y cuajados.

Entre los pescados tendremos que tomar la difícil decisión de elegir entre el “Rape con espino amarillo”, un lomo de rape asado acompañado de “huevas crujientes de bogavante” y espino amarillo o cambrón aportando toques ácidos; o el “Bonito con ruibarbo”, un bonito ligeramente ahumado junto a filetes de ruibarbo y lirios fritos.

Y luego llega el dilema de que plato de carne comer o el “Pichón pepita”, una pechuga de pichón asada sobre un unte de frutos secos acompañado de elaboraciones de pepitas; o el “Cordero con yeso”, un cordero con tupinambos enyesados y asados, yuca frita y su jugo.

 

Y para terminar los postres: el “Trufón de chocolate”, una gran trufa de cacao y azúcar que guarda en su interior una crema de chocolate y algarroba, el “Limón negro”, una imagen de limón negro crocante y espolvoreado con el mismo fruto en interior de crema cítrica dulce y “La ferretería”, todo un surtido de chocolates en forma de tuercas, tornillos, copias de llaves, rocas y monedas de diferentes sabores (negro, con leche, blanco, etc.) , una forma divertida y original de acompañar el momento final de la cena y los cafés.

 

Quedamos muy satisfechos con la cantidad de comida y sobre todo con su exquisita elaboración y sabor. Para terminar la noche, Arzak se hizo algunas fotos e incluso se quedó en el sofá del vestíbulo hablando un rato con nosotros.

Fué una experiencia única, que nunca olvidaré…

 

Restaurante Arzak

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comRestaurante Arzak – San Sebastián, España