Mi Transformación Física: Casi 20 Kilos Menos

 

Antes de mudarme a España, en 2013, era vegetariana. Siempre había prestado mucho atención a mi salud, bebía mucha agua, comía muy sano y nunca perdía un día de ejercicio. Sin embargo, sin darme cuenta, la vida me quitó lo mejor de mí.

Estaba disfrutando al máximo de mi experiencia, viviendo en el país que siempre había querido vivir, pero un día me subí a una balanza y pensé “¿qué diablos estoy haciendo conmigo misma?”

Desde el momento que llegue a España hasta ese instante había engordado 13 KG y me sentía física y mentalmente peor de lo que me había sentido en la vida.

Siempre escuchaba a otras personas que había tenido problemas con su peso. Ingenuamente, les decía: “Si quieres adelgazar, sólo HAZLO!”, pero no los entendía. Nunca me había dado cuenta de lo difícil que es, psicológicamente, romper una adicción a la comida, hasta que intenté cambiar mis hábitos.

En ese momento sentí una llamada en mi corazón que me motivaba a hacer El Camino de Santiago, donde anduve en 31 días casi 1.000 km cruzando España. No tenía ni idea de cómo iba a hacerlo, pero tuve una cosa muy clara:

Quería mi vida y salud otra vez.

Desde el día que empecé el camino hasta ahora, mi vida ha cambiado en maneras que es difícil expresar.

El camino fue un cambio en mi vida, aparte de emocionalmente, desde ese momento, además del camino, me propuse cambiar mis hábitos y comencé a hacer deporte de nuevo cada día (abdominales, correr, etc) y a comer de forma saludable. Poco a poco me fui sintiendo mejor, bajando de peso y recuperando mi forma física y mental.

En este momento he perdido más de 20 kg  y nunca me había sentido en tan buena forma física y tan segura de mí misma como ahora.

 

No fue fácil romper mis malos hábitos, pero me di cuenta que el primer paso en hacer un cambio drástico, que es valorarte a ti mismo y a tu vida. Lo más importante es tu interior, pero me di cuenta que el exterior es un reflejo de nuestro interior. Si no me cuido a mí misma y no me preocupo por estar bien, es porque no me valoro lo suficiente como para esforzarme y trabajar por mi salud y bienestar.

 

[cml_media_alt id='6225']mi transformación física[/cml_media_alt]  [cml_media_alt id='6224']perdí 15 kg[/cml_media_alt]  [cml_media_alt id='6223']mi transformación fisica[/cml_media_alt]

 

Tienes que estar dispuesto a luchar, sufrir o hacer lo que haga falta para conseguir ese cambio y ser como quieras ser.

Te lo mereces…!

 

 

No te olvides de leer:

Cómo la Paz Financiera ha Cambiado Mi Vida

Volar 10.000 km por el Mundo por menos de 10 €

Estar en Forma Mientras Viajas

 

Sarah - thenomadicdreamer.comMi Transformación Física: Casi 20 Kilos Menos