Mis Inicios en la Práctica de la Meditación: Retiro de Meditación Vipassana, India

Cuando llegué a la India, solo tenía un billete de ida, no sabía cuanto tiempo iba a estar allí. Al bajar del avión, entré en un completo shock cultural por la locura y el caos que me rodeaban. Era una experiencia totalmente diferente a lo que había experimentado hasta ese momento y no podía creer lo que estaba viendo ante mis ojos.

Miles de personas en todas las direcciones, niños desnudos corriendo, pidiendo por la calle y jugando solos. Montones de basura apilados por todos sitios, vacas vagando sin rumbo entre el tráfico, cientos de coches parados en atascos interminables, conductores impacientemente tocando el claxon

Sentía como los ojos de las personas que estaban a mi alrededor, se clavaban en mí: mi cabello rubio, mi piel tan blanca y mi cara de total confusión destacaba como la luz de un faro en la noche.

La India es conocida por ser uno de los países con mayor diversidad cultural del mundo, con más de 200 dialectos de idiomas. Tiene una gran reputación por su dedicación a la práctica de meditación y el hogar de algunos de los lugares más santos de la tierra.

 

Había viajado a la India buscando un tipo diferente de experiencia, algo diferente de los viajes que había hecho a países más occidentalizados. Tenía un gran deseo de abrir mi corazón y mente a la experiencia conectar con la gente y aprender sobre su cultura, la meditación y prácticas religiosas.

Sin embargo, en medio de ese caos, me sentí como si estuviera en el lugar equivocado.

Durante la primera semana estuve visitando diferentes partes de la India. Mi corazón empezó a cambiar y comencé a disfrutar y adaptarme a la experiencia. Entonces llegó el momento de vivir una experiencia única que había deseado realizar desde hace mucho tiempo. Escapé de las calles ruidosas y concurridas y entré en un retiro de meditación / silencio de 10 días llamado Vipassana, no sólo para meditar, sino también para aprender los conceptos y practicar.

La meditación y yo tuvimos una vez una difícil relación. Es una de esas cosas que siempre supe que serían beneficiosas para mi vida y mi salud, pero para alguien tan activa como yo, que no puede estar quieta y no puede dejar de hablar, era una práctica que siempre dejaba para más adelante: “un día lo probaré.”

Se ha demostrado que la meditación tiene innumerables beneficios para la mente, el cuerpo y el alma. Te ayuda a mantenerte concentrado y vivir en el momento presente, también ayuda a ser más feliz, tener menos ansiedad y mantener el estrés bajo control. Mejora la comprensión de uno mismo y cambia la forma en la que ves el mundo, a ti mismo y las situaciones que se cruzan en tu camino.

Algunas de las personalidades más conocidas aclaman que la meditación es una de las claves principales de su éxito y bienestar. Grandes nombres como Oprah Winfree, Kobe Bryant, Steve Jobs, Paul McCartney, Tina Turner y Madonna, por nombrar algunos, todos han disfrutado o están disfrutando de los innumerables beneficios que la meditación ofrece.

Como persona que siempre está luchando por el crecimiento personal y el desarrollo, decidí dar a esta práctica una atención especial y sabía que no había mejor lugar para hacerlo que en la India.

Vipassana es sólo un lugar para estudiantes y personas serias que están comprometidas a hacer de la meditación una parte de su vida diaria. A nuestra llegada, nos pidieron que dejáramos en la entrada nuestros teléfonos móviles, ordenadores, cámaras o cualquier aparato electrónico.

No se podía leer, escribir, tener contacto visual con otras personas, tomar bebidas con cafeína o alcohol, ni hacer ejercicio físico durante los 10 días de retiro. Si sentías que no podías cumplir las reglas, simplemente te pedían que te marcharas al principio.

Esto no es un retiro para los débiles.

La meditación comenzaba cada mañana a las 4:30 am en punto. Este no es el tipo de meditación en la que puedes sentarte y meditar cómodamente en una tumbona o colchoneta de tu elección. En Vipassana se te asigna una alfombra en el suelo de una sala de meditación y se establecen las horas, con instructores sentados enfrente de ti, asegurándose de que haces lo que tienes que hacer y si abres un ojo te chistan, no te dejan ni respirar.

Para describirlo mejor: es como un campamento de entrenamiento extremo de meditación.El retiro está estrictamente organizado porque comprenden la tendencia de la mente a vagar, querer sentarse y hacer exactamente lo que desea.

Los instructores están ahí para ayudarte a incorporar una nueva práctica y a ser disciplinado, incluso cuando el instinto humano quiere hacer todo lo contrario, por lo que su presencia en el entrenamiento es muy útil.

La meditación no es algo que se aprende de la noche a la mañana, ni en sólo 10 días de practicar 10 horas al día.

Sin embargo, desde el primer día al último, el cambio fue como de la noche al día. Cambié totalmente mi enfoque y al final era capaz de sentarse durante horas moverme prácticamente y totalmente concentrada.

En los primeros cinco días, lo único que podía hacer era moverme, abrir los ojos y pensar en otras 5.000 cosas que me gustaría hacer en ese momento y lugares en los que prefería estar, además en esa sala de meditación hacía mucho calor y estaba muy incómoda sobre esa dichosa alfombra azul.

Sin embargo, como todas las cosas en la vida, la mediación requiere tiempo, dedicación y pasar por los sentimientos incómodos de adaptarse a algo nuevo. Con el tiempo y la práctica, cualquiera puede disfrutar de los beneficios que la meditación ofrece.

No todo el mundo tiene que hacer algo tan extremo como yo y estar durante 10 días, 10 horas al día meditando. Para iniciarse en la meditación, se puede empezar con 5 minutos al día, totalmente concentrado y una vez que nos sintamos bien, podemos ir aumentando gradualmente el tiempo. Es tan simple como eso…

 

.
“La meditación te conecta con tu alma, y ​​esta conexión te da acceso a tu intuición, tus deseos sinceros, tu integridad y la inspiración para crear la vida que amas”. Sarah McLean

 

 

No olvides de leer: 

El Mayor Reto para los Buceadores: El Gran Agujero Azul

Por Qué Practico Ayuno Intermitente

 

 

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comMis Inicios en la Práctica de la Meditación: Retiro de Meditación Vipassana, India