¿No Tienes Miedo de Viajar Sola?

Durante mi viaje de aventura por Europa, la gente me preguntaba muchas veces: “Sarah, no tienes miedo de hacer todo sola?!”

Durante estos meses, cambiaba de casa cada 3 ó 4 días y un día normal cogía  3 a 5 coches para hacer auto-stop. La mayoría de las personas me decían que era una locura y que ellos nunca en la vida lo harían.

Al principio tenía miedo y estaba muy nerviosa antes de cada experiencia. Sin embargo, cuando haces algo durante mucho tiempo cada día, la cosa resulta más fácil y normal.

No te confundas: no tenía miedo, pero eso no significaba que no era cuidadosa. Viajar en auto-stop o hacer Couchsurfing te obliga a escuchar más atentamente a tu voz interior: ese amigo que te avisa en momentos de peligro.

Claro, a veces tus amigos te traicionan, y es así también con tu voz interior, aunque hasta ahora no me ha fallado.

“Sarah, estás absolutamente loca. Solo necesitas UNA experiencia mala con un anfitrión o un conductor que sean malos, y estás muerta! Esas cosas siempre pasan con muchas personas”

[cml_media_alt id='2848']IMG_3815[/cml_media_alt]

Escucho esa frase muchas veces. Si, es verdad que solo necesito una mala experiencia y podría morir. De hecho, soy más que consciente de eso que la gente realmente sabe.

Sin embargo, conozco los riesgos y hago absolutamente todo lo que puedo para elegir bien los anfitriones y conductores, pero…

¿Por qué voy a enfocarme en todas las cosas negativas que podría pasar?

Cada día mueren más de 3.500 personas en accidente de tráfico. ¿Vas a dejar de ir en coche por ello?

El que una experiencia sea diferente, no quiere decir que sea más peligrosa. Porque escuches que alguien ha muerto en un accidente, no piensas que nunca más irás en coche. Entonces: ¿Por qué piensas que mi experiencia es peligrosa, sólo porque alguna vez hayas oído una mala experiencia?

[cml_media_alt id='5293']IMG_4638[/cml_media_alt]

Yo creo al 100%, en que en la vida atraemos las cosas en las que nos concentramos y en las que ponemos nuestra energía y atención. Yo eligió enfocarme en las cosas y personas buenas en vez de en las malas.

Elegí concentrarme en una creencia sencilla:

“Hay más personas en el mundo que quieren ayudarte, que hacerte daño. Si enfocas tu atención en esa creencia, es más probable que encuentres cosas buenas en tu camino”.

¿Cuántas personas viven con miedo de las cosas que PODRÍAN pasar y pierden las oportunidades que pasan por delante de ellos?

 

 

No te olvides de leer: 

 

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.com¿No Tienes Miedo de Viajar Sola?