¿Quieres 500€?

Si alguien te ofreciera un billete de 500 € sin tener que dar nada a cambio, ¿Lo aceptarías?

Por supuesto! Son 500 € y podrías hacer muchas cosas con ellos: comprarte unos cuantos caprichos, hacer un pequeño viaje: seguro que se te ocurren muchas ideas…!

Pero, si la persona que te ofrece ese billete, lo arrugara, lo tirara al suelo y lo pisara, ¿todavía lo querrías?

Claro…!

Porque sabes que, aunque esté sucio y arrugado, no pierde su valor…. Siguen siendo 500 €, con los que puedes comprar las mismas cosas.

Entonces, ¿Por qué debemos mirarnos a nosotros mismos de forma diferente?

En muchos momentos de nuestra vida, podemos sentirnos como el billete: arrugados y pisoteados:

  • Vivimos una mala experiencia.
  • La persona que nos gusta no nos hace caso.
  • Tenemos un complejo que nos obsesiona.
  • o cualquier cosa que nos haga sentir mal y no nos permita confiar en nosotros mismos.

En esos momentos podemos sentir que no valemos nada. Puede que alguno de vosotros, escuchéis todos los días a un miembro de la familia o compañero que os dice que nunca seréis nada en la vida.

En momentos como éstos, debemos recordar que igual que el billete de 500 €, sucio y arrugado, nunca jamás perderemos nuestro valor.

Pase lo que pase, tenemos que recordar que somos valiosos y que podemos hacer cualquier cosa en la vida que nos propongamos…

No te olvides de leer: 

 

 

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.com¿Quieres 500€?