SORPRESA EN CROACIA: Couchsurfing en Barco.

Viajando mediante Couch Surfing te da muchas sorpresas. Aunque deberías hacer todo lo que esté en tu mano para elegir bien un anfitrión, no puedes estar 100% segura de lo que te espera. Para mí es una parte de la aventura y que gusta vivir estas experiencias.

Al llegar a Croacia, al fin del verano, donde el tiempo es perfecto y las playas no están llenas de gente, no puedes evitar enamorarte de ese lugar.

Después de dos días perfectos en la ciudad, que parece una postal, fui a mi próximo destino: Milna. Mi anfitrión y yo habíamos quedado en un sitio y desde allí me llevaría a su casa, donde estaría dos días.

Llegue por la noche. El cogió mi mochila y lo seguí. Se volvió, me sonrió y me dijo que íbamos a ir en un gran barco de vela hasta su casa.

[cml_media_alt id='2743']IMG_4827[/cml_media_alt]

Me llevó, cruzando el mar, durante más que tres horas, bajo el cielo lleno de estrellas, hasta que llegamos a la Isla de Brac.

Cuando llegamos, se fue a dormir a su casa y me dijo que podía quedarme en el barco: todo para mí sola. Básicamente el sueño de cualquier couch surfer que busque experiencias diferentes.

Es verdad que no puedes estar 100% seguro de las experiencias que te esperan. Pero, a veces, las mejores experiencias pasan cuando dejas de concentrarte en las cosas que podrían pasar y arriesgar un poco.

Nunca se sabe las experiencias que podrías tener: *Toma riesgos, pero sé inteligente*

Lo bueno de Couch Surfing es que antes de ir a una casa, puedes buscar referencias del anfitrión, porque muchas personas han estado con él y te cuentan sus experiencias, por lo que no es como ir totalmente con un desconocido.

Yo recomiendo elegir un anfitrión con un perfil que tenga muchos comentarios y con un 100% de referencias positivas. Si este anfitrión no hubiera tenido un perfil tan bueno, no hubiera ido con él en el barco: eso me tranquilizaba.

Si tienes dudas, pídele su carnet o pasaporte y hazle una foto y envía a tus familiares o amigos. Así sabes que esa persona nunca te haría nada malo. Mi anfitrión me dio todos sus datos antes de que tuviera que pedírselos.

Avisa siempre a un familiar o amigo cuando llegues a una casa nueva. Yo siempre comparto mi ubicación por Whatsapp con mi familia y así estoy segura de que saben donde estoy en cada momento.

No te olvides de leer: 

 

  • Se inteligente, toma precauciones, pero no tengas miedo a vivir experiencias nuevas y disfruta!
  • ¿Has tenido alguna experiencia así en tu vida o has compartido una experiencia así con alguien?
  • Comparte abajo!

 

 

 

 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comSORPRESA EN CROACIA: Couchsurfing en Barco.