Tranquila: Comienza de Nuevo

Hace un par de meses, estuve trabajando en un proyecto por Internet y justo cuando estaba a punto de terminar hubo un error en el programa, se cerró y perdí todo lo que había hecho hasta ese momento.

Muchas emociones de enfado y decepción me han invadido: había dedicado mucho tiempo y esfuerzo para nada y no tenía ganas de empezar de nuevo. En ese momento recordé una historia que mi mentor me contó sobre una situación similar y me di cuenta de que lo que creía que era un gran problema, en comparación con eso, no era nada.

.
Imagínate si hubieras trabajado 10 años en tu empresa y de repente hubieras perdido todo tu trabajo en solo un instante: ¿Cómo te sentirías? ¿Qué harías?…

Sólo imaginar que toda la información y contenidos de mi web: entradas, fotos, vídeos, etc… desaparecieran de repente y que tuviera que volver a empezar todo desde cero, me corta la respiración.

Esto es lo que le pasó a mi mentor hace años: él estaba trabajando en su empresa de publicidad y por un problema técnico se borraron todos los datos que había guardado durante los últimos 10 años: clientes, diseños, fotos publicitarias , logotipos, etc..

.
En ese momento a todo nos pasa por la cabeza reaccionar de formas negativa y normalmente pasamos por diferentes fases:

  • 1º. Nos enfadamos y echamos la culpa a las máquinas:
    “Vaya birria de ordenador.., voy a tirarlo a la basura…!”
  • 2º Buscamos algún culpable:
    “El informático tendría que haber hecho una copia de seguridad, es culpa suya…!
  • 3º Nos enfadamos con nosotros mismos:
    “Soy tonto, debería haberlo guardado o haberme preocupado de hacer copias”

Mi mentor me enseñó que tenemos que intentar obviar todo esto y entender que ya no hay nada que hacer y que no se soluciona nada enfadándose, porque de todas formas vas a tener que realizar el trabajo de nuevo.

Tienes que aprender del error y buscar la manera de automatizar los procesos o buscar un sistema de trabajo que minimice las posibilidades de error:

En este caso, programar un sistema que haga automáticamente copias de seguridad de toda tu información o tener la precaución de hacer tú dichas copias, cada cierto tiempo.

Así que, dejé de estar enfadada conmigo misma, respiré hondo y comencé de nuevo.

Al final me di cuenta de que no era tanto problema, porque ya sabía lo que tenía que hacer y me costó mucho menos tiempo repetirlo, que si hubiera comenzado desde cero.

Siempre que he estado en alguna situación similar, cuando he tenido que volver a repetir lo que estaba haciendo, la segunda vez he tenido una perspectiva más amplia que me ha permitido mejorar y hacer el trabajo, a veces de forma diferente, pero siempre mejor que la primera vez.
No te olvides de leer: 

 

  • ¿Has estado alguna vez en una situación similar?
  • ¿Cómo has reaccionado?
  • Comenta tus experiencias abajo! 

 

Sarah - thenomadicdreamer.comTranquila: Comienza de Nuevo