Turismo Sostenible: Inmersión Cultural con los Mayas en Belice

Deciros de Belice que es un pequeño país de América Central en el que destaca su riqueza cultural y la amplia historia Maya. Realicé este viaje a Belice para profundizar en su historia y comprender mejor como vivieron los Mayas y como viven hoy sus descendientes, pudiendo obtener una visión más auténtica de la vida de los mayas.

Una parte muy importante de viajar de manera sostenible es la posibilidad de conocer, y fomentar con nuestro apoyo, las culturas locales; explorar y comprender las formas de vida de las personas que viven allí, su cultura, su diversidad, con la mente abierta y con ganas de vivir nuevas y maravillosas experiencias.

En los viajes no todo es maravilloso y os aseguro que en este viaje pude enfrentarme a algunas de esas situaciones que nadie querría pasar en un viaje. Para rematar el mal inicio, tuve la desagradable experiencia de que me robasen a punta de pistola; pero al final pude llegar a Belice, cansada y exhausta por las malas experiencias que había vivido en mi inicio de viaje.

Lo cierto es que un viaje puede ser una experiencia maravillosa de por sí, pero entra dentro de las probabilidades el encontrarnos en nuestro camino situaciones desagradables y negativas. Pero éstas no deben desanimarnos ni amargarnos el resto de nuestro viaje.

Cuando llegué a la comunidad Maya, me encontré con una amable dama del lugar, la cual se me quedó mirando de arriba abajo y me condujo hasta el porche de su casa. Le conté brevemente algunas de las cosas desagradables que me habían pasado antes de llegar a su país, y en su rostro se reflejaba la preocupación que sentía al escuchar mi relato.

Después de escuchar mi relato, tomó algunas hojas y comenzó a frotármelas por todo el cuerpo y acto seguido me llevó a una especie de armario pequeño donde me metió para que me liberase de toda la energía negativa que me había acompañado hasta entonces en el viaje.

A continuación, encendió incienso y se llevó las hojas para luego ponerlas en agua, y esa agua verterla por detrás de mi cabeza para comenzar de nuevo sin contratiempos.

Este tipo de cosas no suelen suceder a menudo en la vida, pero a pesar de la falta de confianza y familiaridad con esta persona, seguí con una sonrisa y mi actitud seguía siendo abierta y confiada.

Mientras paseábamos por sus tierras, me contó muchas cosas sobre su cultura, su forma de vivir, sus costumbres y sus tradiciones. En este momento te das cuenta de que en el mundo hay muchas culturas y que cada una de ellas es única y especial.

Y viajar es la manera de conocer la cultura en cada país de origen y de esta forma captar la esencia y el color de cada una de ellas.

Pero de lo que me he dado cuenta, es que no importa en que país estés, ni qué cultura tenga; siempre acabamos hablando de un tema: la cocina tradicional de cada país. Lo cual me encanta, porque estoy dispuesta a aprender y probar la gastronomía de cada sitio que visito. Aunque no me considero la mejor cocinera del mundo, precisamente.

Una de las particularidades de la cultura maya, es que es conocida por la variedad de sus alimentos, desde aguacates, guacamole y tortitas caseras de maíz, hasta el delicioso chocolate. Lo primero que me enseñaron fue cómo hacer tortitas de maíz caseras, alimento que forma una parte muy importante en la alimentación y en la cocina maya, ya que se encuentra en la mayor parte de las comidas que se preparan.

Después me enseñaron a cocinar tamales, de los cuales quedé encantada al momento. Estaban deliciosos. Se elaboran a partir de una masa de maíz cocido envuelto en hojas de plátano y rellena de carnes, vegetales, chiles, frutas, salsas y otros ingredientes.

Hecho interesante: Me contaron, antiguamente las mujeres mayas solían vender los tamales frescos de puerta en puerta para generar un ingreso extra a la economía familiar.

Una vez terminamos con el aprendizaje de las comidas caseras pasamos a la mejor parte, a la estrella de la gastronomía, ¨el chocolate¨. Los investigadores creen que el chocolate fue descubierto accidentalmente, cuando indígenas de América Central que producían cerveza con la pulpa de las vainas de cacao aprendieron a utilizar los desechos del proceso.  

La gente comenzó a utilizar las semillas fermentadas de desecho para preparar una bebida no alcohólica que, a pesar de su amargo sabor, era muy apreciada; y a combinarla con otras especias para que tuviera mejor sabor.

Sin embargo, el chocolate no sólo sirvió como delicia gastronómica como lo conocemos ahora, sino que hubo un tiempo en que sus granos fueron utilizados como moneda de cambio. De ahí la importancia que tuvo y tiene el chocolate en la cultura maya: tanto que incluso hay pinturas de vainas de chocolate en las paredes de templos, cuevas, etc.

Conocer la historia del chocolate y la importancia en la cultura y la vida de los mayas hizo que apreciara todavía más este manjar, no sólo gastronómicamente hablando, sino por la cultura que se creó a su alrededor.

Bueno, una vez me trasmitieron su cultura culinaria, tocaba ponerla en práctica y, aunque no fue complicado, si que me resultó más difícil de lo que esperaba. Pero al final conseguí hacer un delicioso menú casero y conectar con esta parte tan rica e interesante de su cultura.

En la mayoría de los países de todo el mundo, la gente se reúne alrededor de una buena comida casera y, como viajera, os digo que no hay nada mejor para conectar con la gente, que sentarse a comer con ellos y compartir su mesa y sus majares, para que se entable una conversación y te cuenten cosas que nunca podrías saber por los libros.

El viajar de manera sostenible es una decisión que debes tomar tú, está en tus manos hacer que tu viaje sirva para explorar nuevas culturas, nuevas comidas, nuevos productos, gente que te cuente su historia, sus costumbres, cosas que no comes habitualmente, y sitios que nunca llegarías si fueses sólo a lo que te dicen las guías.

Mi consejo, y es lo que yo hago, es que viajes de manera sostenible y apoyes las costumbres, la historia, las comunidades locales, sumergiéndote en su cultura y experimentando sus tradiciones.

 

 

No olvides de leer:

 

 

 

adminTurismo Sostenible: Inmersión Cultural con los Mayas en Belice